Aparador salón

El aparador salón es algo que todos tenemos en nuestra casa, y si aún no lo tienes y quieres uno, aquí te ayudaremos a que elijas tu aparador de salón ideal, según la decoración que quieras lograr, tus gustos y necesidades.

Tu propio estilo: ¿nórdico? ¿vintage? ¿rústico? ¿industrial?

Tu aparador salón no solo tiene que servirte para guardar cosas y mantener ordenada la habitación, también te tiene ayudar a decorar y a su vez a darle un estilo confortante y relajado pero propio a tu salón. Es por ello que hay algunos estilos determinados que son clásicos pero pueden ayudarte a la hora de elegir un aparador.

Si estas buscando un estilo clásico, con colores claros o pasteles y detalles minimalistas en madera, lo ideal para ti es un aparador nórdico. Encontrarás muchos tamaños y diseños pero todos siguiendo una línea minimalista. Estos aparadores suelen ser de madera clara, pero pueden variar según el estilo. Y los colores que suelen usarse son colores claros o pasteles como el celeste, crema, beige o rosa muy claro.

En cambio si lo que deseas es un estilo más rustico, o que el mueble parezca “usado” o desgastado por el paso del tiempo, lo ideal para ti es comprar un aparador rústico o aparador vintage. En sus diferentes modelos guardan igualmente la temática de época, haciendo el aparador rustico. La mayoría son de madera, conservando su color original, pero pudiendo variar en los diferentes tonos que tiene la misma.

Ahora, si lo que estás buscando es algo entre lo clásico, lo rustico y lo moderno, te recomendamos que eches un vistazo al aparador industrial. Este tipo de aparador combina los tres estilos, es clásico porque su diseño suele ser simple, con cajones o alacenas, muy sencillo. Es rustico, porque suelen estar hechos de madera, pudiendo tener aparte ese efecto de desgastado por el paso del tiempo. Y, también es moderno porque llevan accesorios o partes del aparador en hierro o algún material que se le asimile, como suele ser en las patas del aparador, las agarraderas de los cajones o las esquinas. Ideal este aparador si no te decides con cual estilo quedarte o si simplemente quieres innovar!

¿No te decides el color del aparador salón?

Ya te hemos contado arriba que hay estilos que ya vienen prediseñados y siguiendo una línea de decoración o modelo, pero si ninguno te gusta o te convence para poner en tu salón no debes preocuparte, porque hay muchos estilos, diseños o colores que aun puedes elegir.

Un aparador blanco es algo que nunca pasa de moda, es el clásico de los clásicos. Es ideal si aun no te decides por un color o estilo en particular, el aparador blanco en un ambiente sea cual sea, pero sobre todo se nota más esto si el ambiente es chico, aporta luminosidad y a su vez crea un efecto visual de amplitud. Por lo que es ideal si tu salón no es muy grande o tiene poca luminosidad. La mayoría de estos aparadores al ser para el salón, vienen con estantes o vitrinas, que son ideales para que tu lo decores como quieras, eso no solo le aportará color y ayudará a la decoración sino que también le dará tu propio estilo personal.

Además, al aparador blanco puedes darle tu propio estilo con apenas algunos accesorios o detalles, que le seguirán dando un estilo clásico y claridad pero lo realzarán. Un buen accesorio que levanta mucho son las agarraderas de cajones, las cuales vienen en muchísimos diseños, tamaños y colores. Y ¿Qué es lo mejor de todo esto? Que se cambian super fáciles, por lo que puedes cambiarlas cuantas veces quieras. Vienen redondas con colores tierra, en forma de agarradera clásica color dorada o plateada, en forma cuadrada de madera. Y, si tienes niños y quieres poner el aparador blanco en su cuarto, también hay agarraderas infantiles con diseños únicos y temáticos, como animales de la selva, figuras geométricas, superhéroes o princesas!

¿Cuadrado? ¿Rectangular? ¿Estantes? ¿Cajones? ¿Vitrina?

No todos los aparadores son iguales, vienen de muchos tamaños, diseños, colores y modelos, como pueden ser cuadrados o rectangulares. También podéis elegir si queres que tengan cajones, vitrinas o estantes, o ambos.

Por lo general, a menos que elijas un aparador que tenga solo cajones, los cajones vienen en la parte inferior del mismo, y en la parte superior los estantes o vitrina. Por eso siempre recomendamos que guardes en los cajones cosas que no uses tanto, para que no te tengas que agachar constantemente. Esto es un consejo pero un detalle que debes tener en cuenta, sobre todo si tienes niños pequeños en la casa, ya que por lo general suelen abrir cajones y sacar cosas para jugar, de ser así, procura poner trabas infantiles o bien, guardar cosas que no se rompan, no sean peligrosas, ni sean pequeñas por si se las llevan a la boca.

En cuanto las vitrinas, suelen ser vidriadas, algo que está muy guay porque podemos ver lo que hemos guardado, también podemos poner objetos que decoren dentro de la vitrina, como pueden ser floreros, portarretratos o recuerdos que hemos traído de algún viaje que hemos hecho.

Pero, si sos de los que les gusta tener el salón despejado, pero, no les gusta ordenar mucho, no te preocupes porque también tenemos una solución para ti, como te hemos dicho, la mayoría de las vitrinas son de vidrio, pero, hay algunas que al vidrio lo hacen con una textura determinada para que no sea traslucido y no se vea lo que hay en el interior de este. Esto es muy bueno si quieres guardar cosas pero sin un orden o una relación, pero que no estén a la vista de los demás. Por lo que solo guardas dentro del aparador, cierras la vitrina y ya, nadie ha visto nada!

En cuanto al aparador salón, en su mayoría viene con un estante principal y un espacio para que puedas colocar el televisor, esto es algo realmente practico porque no tendrás que tener dos aparadores o un aparador y otra mesa que soporte el televisor.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)