Aparador

Un aparador no tiene porqué ser aburrido ni ser un accesorio más. Un aparador no solo decora el ambiente sino que hasta lo realza. Aquí te daremos unos consejos sobre que aparador elegir según tus gustos y necesidades, que color combina más con tu casa, si es mejor uno monocromático o con algún diseño, o si es mejor comprar uno que tenga vitrina o cajones.

¿Cómo elegir el tamaño del aparador?

Esto es lo primero que debes tener en cuenta es el lugar donde pondrás el aparador, ya que a partir de eso elegirás el tamaño de este. Es importante que midas bien, ya que muchas veces en nuestra mente creemos que el espacio es más grande de lo que realmente es.

Una vez que tienes la medida del espacio donde vas a colocarlo, lo único que te queda es elegir el tamaño, que más allá del espacio que tengas, el tamaño del aparador va a depender del modelo y para que lo quieras.

No es lo mismo un aparador cocina clásica para guardar vajilla y manteles, que un aparador vintage de decoración para solo poner en la esquina de la habitación con algunos portarretratos y flores a modo que haga más confortable el ambiente.

¿Qué color elijo? ¿Monocromático? ¿Con diseño?

En cuanto al color del aparador, dependerá de lo que te guste y del estilo que quieras. Pero si quieres algunos consejos porque no sabes o no te decides con el color, aquí te daremos algunos para guiarte y que te sea más fácil la elección.

Lo primero que tienes que saber es en que zona o habitación ira el aparador, una vez que ya hayas decidido eso debes ver que tonalidades de colores hay en esa habitación, si son colores fríos, cálidos o pasteles. Ten en cuenta el color de los otros muebles, las cortinas, alfombras si las hubiese y hasta el color de la decoración en sí.

Si el aparador va a estar en un espacio chico, puedes elegirlo de algún color claro o pastel, lo que no solo le dará luminosidad al ambiente sino que parecerá que el ambiente en si es mas espacioso. Lo ideal para estos casos es que elijas un tipo de aparador nórdico, ya que son modelos clásicos en cuanto a diseños y colores, variando entre tonalidades más claras y más oscuras pero de un mismo color o dos que se combinen.

En caso de que el aparador sea para una habitación super espaciosa y luminosa, ahí si puedes elegir algún aparador de un color más frio u oscuro, o bien con algún diseño, esto hará que resalte aún más el espacio y la decoración del mismo. Los diseños pueden variar, hay algunos que son armoniosos en si pero dentro de una distinta gama de color, y hay otros que son diseños con un mismo color pero cambiando una o dos tonalidades de este.

Siguiente las líneas anteriores, si quieres un aparador con diseño pero lo colocarás en un espacio reducido o pequeño, procura que el color tanto del aparador como del diseño sean en colores claros o pasteles, y que el diseño sea dentro de la misma gama. Decorará y además te dará amplitud a la habitación.

Aparador: ¿industrial? ¿rústico? ¿nórdico?

Como te hemos dicho, un aparador no tiene por qué ser el típico clásico aburrido sin onda que solo está para guardar cosas. Si bien esa es una de las utilidades de este, también sirve de decoración y realza muchísimo la habitación, aprovecha esto y crea un ambiente ideal para vos, que decore y realce los colores.

Como verás hay una cantidad infinita de diseños, tamaño, modelos y colores de aparadores, que no sabrás con cual quedarte. Ahora te contaremos de tres estilos que están de moda estos últimos años que son furor en el mercado y realmente hacen un antes y un después en el ambiente.

Por ejemplo si quieres algo clásico pero a la vez que tenga algo que lo resalte, hay aparador industrial, los cuales están hechos de madera, pero tienen detalles y diseños en hierro, cortándole ese estilo clásico. O algunos directamente están hechos de hierro y detalles en madera. Esto ya dependerá de tu gusto.

Ahora se están poniendo de moda el aparador rústico, que suelen ser aparadores hechos de madera pero con un diseño que simulan estar desgastados por el tiempo, son ideales para colocar en las terrazas o galería, o, en un salón si lo tienes en este tipo de estilos, con decoración antigua o de campo, fíjate que bonito quedará un aparador rustico, decorará el ambiente y además podrás guardar cosas.

Y, si lo que buscas en un aparador con tonos cálidos, que combinen entre si los colores y sea algo más relajado y luminoso, lo ideal para ti es un aparador nórdico. Son super versátiles ya que son clásicos al igual que sus colores, lo puedes poner en el salón, en la habitación de un niño o en la cocina. Lo clásico nunca pasa de moda!

¿Con vitrina o cajones?

Esto si ya queda a decisión suya según lo que busques y lo que quieras guardar, porque la idea es que el aparador no solo decore sino que también sea practico y te facilite tu día a día. Hay aparadores que vienen con cajones, los cuales suelen comprarse para la cocina, porque allí guardan lo que es cuchillos, tenedores, cucharas, manteles y servilletas. Ya que es super practico abrir un cajón para sacar o guardar estos utensilios.

En cuanto a los aparadores que tienen vitrina, también suelen tener cajones, dividiéndose arriba la vitrina y abajo los cajones. Estos aparadores se suelen usar generalmente en la cocina para guardar todo lo que es vajilla fina como platos, ensaladeras, compoteras, copas y vasos y luego en los cajones de abajo lo que te contamos anteriormente. También los aparadores con vitrinas son muy utilizados en los salones, dado que la gente pone porta retratos, recuerdos que trae de viaje o elementos de decoración que están resguardados dentro del aparador pero que igualmente están visiblemente a la vista para mirar y disfrutar.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)